El día 15 se abrieron las aulas que aún permanecían vacias, para acoger a nuestros queridos alumnos de ESO.
La mezcla de ilusión y nervios era palpable, especialmente en los que accedían por primera vez a esta etapa, pero todos deseosos de encontrarse con sus compañeros, contar los avatares del verano y conocer a los nuevos profesores.
Tenemos por delante un curso cargado de novedades y nuevos proyectos para conseguir que nuestros alumnos aprendan y disfruten con las mejores novedades educativas.
¡Feliz curso chicos!

Destacado: