Una familia con cinco hijos en Tanzania. Una religiosa médico en Camerún. Un religioso profesor en Vanuatu. Un sacerdote en Japón y otro en la selva amazónica en Perú. ¿Qué tienen en común? Una llamada de Dios, a la que todos respondieron “Aquí estoy, envíame”. Este es el lema del DOMUND 2020, la gran fiesta de las misiones de la Iglesia universal, que se celebrará el próximo 18 de octubre.

Este año lo viviremos en un contexto de crisis sanitaria y económica mundial. En estas circunstancias se ha puesto de manifiesto que el papel de la Iglesia es crucial para los más necesitados en países de África, Asia y América. Allí la Iglesia está en primera línea en la lucha contra el virus, la pobreza y el hambre. El Domund es una oportunidad para apoyar su trabajo, y conseguir que las diócesis puedan seguir abiertas en esta crisis sanitaria. Esta situación urge a los cristianos a hacer más patente, si cabe, su compromiso con la misión en este Domund.

Todos los cristianos estamos llamados a participar activamente en la misión de la Iglesia.
No es cosa de unos pocos -los misioneros-, sino que todos estamos llamados a decir
"Aquí estoy, envíame". No es sólo "colaborar con" la misión, sino "participar en" ella.
Hay tres formas de unirse a la misión y vivirla en primera persona:
Con el tiempo
Con el dinero
Con la oración

“La celebración del Domund significa reafirmar cómo la oración, la reflexión y la ayuda material de sus ofrendas son oportunidades para participar activamente en la misión de Jesús en su Iglesia”. Francisco. Mensaje Domund 2020


Puedes conocer más sobre este día a través de y



 

Destacado: