Nuestra profesora Ana Simón del Colegio Divina Pastora de Vallecas nos cuenta cómo ha sido el Encuentro de Jóvenes de Anamo que ha tenido lugar este fin de semana en Tablaba.

Aunque hubo colegios que no pudieron asistir, todos estuvieron presentes y unidos por un mismo sentimiento: SOMOS FAMILIA.

Que Tablada sea un lugar único y familiar para los grupos ANAMO de la Zona Centro es algo conocido. Sin embargo, este pasado fin de semana del 18 al 20 de octubre, esta zona de Guadarrama cobró una vida especial con la presencia de más de 200 adolescentes de todos nuestros coles de España.

La casa Divina Pastora de las Franciscanas Misioneras, albergue habitual en nuestras convivencias, se quedó pequeña por la gran acogida del Encuentro, así que contamos con el apoyo logístico de las Franciscanas del Suburbio en un alojamiento cercano.

Con más o menos horas de viaje acumuladas, el viernes a la llegada ya se hacía presagiar un buen ambiente para todo el "finde". El reencuentro con conocidos de otros centros de la misma zona geográfica se entremezclaba con las presentaciones de gente llegada de otros puntos peninsulares, pero siempre con las ganas infinitas de llevarse una experiencia inolvidable.

La mañana del sábado comenzaba con una oración en la que se ponía de manifiesto el lema del encuentro y su significado: "HAZTE PREMIUM", que guiaría el resto de las actividades de la jornada: una ruta senderista hasta el Arcipreste de Hita, pudiendo descubrir los principales valores de ANAMO en contacto con la naturaleza; una dinámica de "Escape Room", con la que poner a prueba las destrezas de cada uno y la cooperación en equipo; y una Eucaristía muy participativa y con un toque muy personal por parte del Padre Emeterio, a quien desde estas líneas agradecemos su presencia en este momento tan especial.

Tras la velada y el descanso nocturno, en la mañana del domingo nos uníamos a toda la Iglesia Católica con la oración del DOMUND. El encuentro terminaba, pero nuestra misión comienza a hacerse visible. Es el momento de que lo vivido en Tablada no se quede en un recuerdo, sino que lo llevemos como testimonio vivo de una experiencia única…Ahora, sólo nos queda decir:

¡HASTA LA PRÓXIMA, FAMILIA!
 

Destacado: