ESTAD EN VELA

Comienza el Adviento, una época de espera y estar atentos y despiertos. Es un tiempo para estar en vela porque pronto va a llegar el Mesías. Si leemos el Evangelio de este Primer Domingo de Adviento se nos dice:

“Velad entonces, pues no sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa, si al atardecer, o a
medianoche, o al canto del gallo, o al amanecer; no sea que venga inesperadamente y os
encuentre dormidos. Lo que os digo a vosotros lo digo a todos: ¡Velad!”

Por eso, en la noche en la que nos encontramos, se nos pide que estemos atentos para cuando llegue el Señor. En este camino nos va a acompañar nuestro búho, un animal, que siempre está vigilante y de gran actividad nocturna.

Este Adviento, preparémonos para la venida del Salvador, con la ayuda de nuestras familias, amigos, profesores… y de toda la Familia de Franciscanas Ana Mogas.

¡Jesús cuenta contigo!
 

Destacado: