Pentecostés 2024

“Ruah”, viento, aliento, espíritu… Dios no nos deja solos y nos envía su Espíritu Santo. La fuerza del Espíritu nos transforma, nos impulsa, nos mueve. Dejemos que actúe en nosotros, cambiando nuestras vidas, para dar a conocer la Buena Noticia de Jesús.

¡Compártelo!

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Fundación Ana Mogas

Fundación Ana Mogas

Relacionado

Otras entradas